Información sobre las Cerraduras Dierre

Muchos conocen la firma Dierre por ser líder en el mercado de puertas acorazadas. Sin embargo, la empresa ofrece también una línea de cerraduras, que destacan por su calidad y seguridad. Es por eso que hoy dedicaremos estas líneas a brindarte información sobre las cerraduras Dierre, enfocándonos en algunos de los modelos más reconocidos.

Con más de cuarenta años de actividades, Dierre se ha caracterizado por la constante innovación y el interés en ofrecer siempre productos con las máximas garantías. Esto forma parte del ADN de la empresa, por lo que conviene echar un vistazo a sus orígenes para poder entender a cabalidad la magnitud de su compromiso con los clientes.

 Breve reseña histórica de la empresa de cerraduras Dierre

Hay que remontarse al año 1975 para dar con la fecha de inicio de operaciones de lo que hoy conocemos como Dierre. Ese año los hermanos Alessandro y Vincenzo De Robertis se unieron para fundar la firma C.S.A.S.a.s. Poco después, en 1978, la empresa cambia su denominación a Dierre y lanza al mercado la primera puerta de seguridad industrializada.

Este es, quizás, la primera evidencia del interés de la compañía por adaptarse a las exigencias del mercado, creando productos que respondían a las necesidades de los nuevos tiempos. El éxito no se hizo esperar y ya para 1980, los números de la empresa exhiben resultados alentadores, con una facturación equivalente a 500 mil euros. Esto motiva a los fundadores a inaugurar su primera fábrica en el año 1982. La sede se construyó en Villanova, una población cercana a Turín, donde aún se encuentran las oficinas principales de Dierre.

Poco tiempo después, la creciente demanda de sus productos hizo necesaria la construcción de una segunda planta. En total, la fábrica ocupa más de 5 mil metros cuadrados y alberga una importante cadena industrial.

Un año más tarde, y fieles a su empeño por ofrecer alternativas novedosas, la firma compra la patente de las cerraduras con bombín intercambiable “Mía”. Esta pasa a formar parte del catálogo de la recién adquirida empresa de cerraduras y cajas fuertes, con la que Dierre incursiona en este sector.

En 1988 adquieren una nueva patente. Se trata de “Anthea”, una mallorquina blindada para ventanas y balconeras. El crecimiento de la empresa los motiva a convertirse en una sociedad anónima para el año 1990. Esto permite a sus fundadores incrementar el capital de la compañía para poder apuntalar su expansión. El volumen de negocios alcanzaba ya los 24 millones de euros, y entre sus activos se contaban cinco fábricas, en las cuales se producían unas 70 mil puertas de seguridad al año.

Es entonces cuando se incorpora la primera cerradura con cilindro de Dierre, el modelo Sentry, y se da inicio a la producción de cierres cortafuego. Apenas un año después, se lanza una versión mejorada del sistema de cierre escamoteable para las puertas correderas Space.

Todas estas innovaciones merecen ser comunicadas al público, por lo que Dierre apuesta por dar conocer sus productos en radio y televisión, siendo la primera empresa de su ramo en lanzar una campaña publicitaria para una puerta de seguridad.

En 1994, Dierre se internacionaliza, mediante una asociación con una empresa en Francia. Y un año más tarde repite el esquema, llegando al mercado español, también de la mano de un socio local.

Para 1995, la producción supera las 120.000 unidades anuales. Por esos días también se patenta la primera cerradura electrónica de la firma, Elettra, y se comienzan a producir puertas de madera maciza de interior.

En los albores del siglo XXI, la facturación alcanza los 102 millones euros, con una producción que supera las 180.000 puertas anuales. Esto obliga a ampliar las capacidades industriales, iniciando entonces la construcción de la séptima fábrica en Villanova d’Asti.

Formalmente, el Grupo Dierre surge en el año 2005 con la sociedad Dierre Holding, propiedad exclusiva de la familia De Robertis.

No podemos cerrar esta reseña histórica sin mencionar dos productos que definitivamente consolidan la imagen de Dierre como una compañía innovadora. Se trata de la puerta enrasada DSIDE, lanzada al mercado en el año 2006, y la Wall Security, una puerta blindada enrasada, que fue introducida en el año 2008.

Cerraduras Dierre

Tal como hemos visto, Dierre se ha especializado en ofrecer productos de seguridad de máxima calidad, que incluyen puertas acorazadas, cortafuego y enrasadas. Igualmente, presta mucha atención a los acabados finales, por lo que cuenta con una vasta gama de revestimientos y armazones que permiten integrar las puertas correderas en la tabiquería. Pero hoy queremos hablar de las cerraduras Dierre, pues en su amplio catálogo podrás encontrar la que se adapte a tus necesidades y preferencias.

Cerradura Dierre Autoblocante Serne 427

La cerradura Dierre Autoblocante Serne 427 es uno de los modelos más exitosos de la firma, pues sus prestaciones resultan muy superiores a su precio.

Se trata de una cerradura empotrable con una dimensiones de 426 x 206 x 31mm, lo que la hace compatible con casi todas las puertas disponibles en el mercado. Cuenta con elementos de seguridad resistentes al forzamiento, por lo que resulta muy difícil de vulnerar. Además el mecanismo es de cuatro bulones.

Por otra parte, es una cerradura reversible, por lo que resulta muy versátil y práctica. Su uso está recomendado tanto para inmuebles residenciales como para locales comerciales o tiendas.

Cerradura europerfil DIE800D

Este modelo ofrece aún mayor protección, pues cuenta con el sistema europerfil. Este ha demostrado ser más eficiente para prevenir los forzamientos que los tradicionales mecanismos de borjas.

En concreto, la Cerradura europerfil DIE800D posee cuatro bulones y un picaporte, y es un modelo sin cilindro. En cuanto a su instalación, no presenta mayor complejidad. A diferencia de la Cerradura Dierre Autoblocante Serne 427, esta es de sobreponer y se adapta fácilmente a todo tipo de puertas.

Las cerraduras europerfil DIE800D tienen un sistema de doble intención de cilindros, y son las más utilizadas en las puertas acorazadas, pues añaden un extra de seguridad. Generalmente se instalan conjuntamente con los cilindros de seguridad antibumping Dierre New Power.

Y como la empresa no olvida ningún detalle, las DIE800D están disponibles en dos versiones, aptas para su instalación a la derecha o izquierda de la puerta.

Cerradura europerfil DIE900D

Una versión más sofisticada de la cerradura europerfil DIE800D es el modelo de la cerradura europerfil DIE900D. Al igual que la anterior, es una cerradura de sobreponer, doble, sin cilindro y con un funcionamiento muy similar. La gran diferencia la encontramos en el número de pitones. Lógicamente, al tener más pitones se incrementa el nivel de seguridad y se le hace más difícil a los ladrones vulnerar la cerradura.

Estos son los tres principales modelos de cerraduras Dierre, pero no son los únicos, porque esta empresa tiene un auténtico compromiso con la innovación y seguridad. Por eso en su catálogo de productos podrás encontrar muchas otras alternativas, para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

También puedes consultar con un especialista, que sabrá orientarte sobre las opciones disponibles e informarte sobre los pros y contras de cada modelo, para que tomes una decisión bien informada. A fin de cuentas, no es un asunto que deba tratarse a la ligera, pues la seguridad de tus seres queridos y de tus bienes depende en buena medida de los sistemas de protección que instales en tu vivienda o negocio.

Las cerraduras Dierre tienen el respaldo de una firma sólidamente establecida en el mercado y con una larga experiencia en materia de cerramientos de seguridad. Sin embargo, un cerrajero de confianza puede sugerirte otras marcas que se ajusten mejor a tus requerimientos. Eso sí, asegúrate de adquirir productos con garantías y que cuenten con representación comercial en el país, para que no tengas problemas a la hora de necesitar alguna pieza o recambio.

Por otra parte, de nada vale un sistema muy seguro si no se instala de manera correcta. Aunque la gran mayoría de las cerraduras son fáciles de instalar y es una tarea que está al alcance de cualquier persona con algo de maña, siempre es recomendable que, ante la menor duda, se recurra a un profesional que pueda garantizar la adecuada instalación del mecanismo. Y eso es precisamente lo que te ofrecemos en ZZZ, la confianza de saber que cualquier trabajo que dejes en nuestras manos será realizado con absoluto profesionalismo y cumpliendo con los más altos estándares del mercado.

Los cerrajeros que conforman nuestro equipo se podrán encargar de brindarte la asesoría que necesites o realizar cualquier trabajo de cerrajería con todas las garantías, para que no tengas que preocuparte por nada.

No vale la pena correr el riesgo de adquirir un mecanismo costoso, que a la larga pueda resultar inadecuado, o instalarlo de manera incorrecta, por desconocimiento o por carecer de las herramientas apropiadas, pues en ese caso la cerradura no podría funcionar a la perfección y sus niveles de seguridad no serían los adecuados para proteger a tu familia y tus bienes.

Contar con un cerrajero profesional te evitará muchos dolores de cabeza y te ayudará a evitar malas experiencias.